Trabajo Social en la Infancia.

A lo largo de nuestra formación hemos abordado diferentes temas sociales así como clientes/usuarios con los que trabajar, pero muy poco o casi nada se ha abordado sobre la infancia desde el trabajo social, al menos en mis años como estudiante de trabajo social.

Uno de los contextos  en los que desempeña su labor un/a profesional del Trabajo Social es en el ámbito educativo pero poco centrado en la etapa infantil, aunque sí que hemos oído hablar alguna vez de que se encuentran trabajadores y trabajadoras sociales formando parte del equipo interdisciplinar de Atención Temprana que atiende a niños/as de 0 a 6 años, cuando educadores/as detectan en sus aulas infantiles anomalías en su desarrollo evolutivo.

¿Qué podemos aportar como trabajadores/as sociales a la infancia desde el contexto educativo?

Parent-TeacherConference1

Cuando escuchamos casos de maltrato infantil, negligencia o abandono enseguida aparece mencionado “trabajador social” al lado de la noticia puesto que son casos donde siempre se requiere de nuestra labor profesional al igual que en centros de menores o también en casos de adopción. A modo general, intervenimos directamente con un menor cuando este se encuentra desprotegido o desamparado por sus cuidadores principales o en riesgo de exclusión social. Pero yo me pregunto: ¿podemos impulsar un cambio social empezando desde edades tempranas?

Actualmente, me encuentro estudiando el ciclo formativo de educación infantil y en varias ocasiones se ha mencionado la figura del trabajador social para casos como los que he citado anteriormente ,pero también para intervenir con familias cuando el equipo de atención temprana hace una valoración del desarrollo del niño o niña en el aula infantil o por cualquier necesidad detectada en cuanto a la situación sociofamiliar del menor.

El reflejo de una sociedad empieza por los niños y niñas que van formando parte de la misma a medida que van creciendo y aprendiendo de su entorno, de la escuela y de la familia; conocidos también como agentes socializadores.

El contexto más inmediato donde los niños y niñas aprenden a formar parte de la sociedad es en la escuela, donde surgen las primeras relaciones sociales con su grupo de iguales. Es por ello, que considero fundamental transmitir valores de solidaridad, tolerancia, respeto, aceptación, convivencia, igualdad, desde las primeras etapas educativas como representa la educación infantil. Esta misión será principalmente encomendada a los educadores o educadoras, maestros/as que colaborarán con las familias para que se siga trabajando en casa.

L@s trabajadores/as sociales en el sector educativo se encargan de hacer puente entre el ámbito escolar, el familiar y el social atendiendo a las necesidades sociales que se detecten desde las aulas infantiles, de primaria o secundaria.

Con respeto al alumnado, estas serían algunas de las funciones que llevaríamos a cabo;

  • Detectar situaciones de riesgo que pueda estar viviendo el menor: malos tratos, deficiencias alimentarias, desajustes emocionales, etc.
  • Atender y coordinar a los equipos de salud mental infanto-juvenil.
  • Comunicar al equipo educativo el diagnóstico social del alumno.
  • Proporcionar al centro información necesaria de la situación socio-familiar de los alumnos.
  • Atender y resolver situaciones individuales: absentismo, bajo rendimiento, problemas de comunicación y relación.
  • Orientar a las familias sobre recursos como el equipo de atención temprana o cualquier ayuda técnica que posibilite el mantenimiento del bienestar del niño/a.

Con respecto a las familias, es importante promover su participación con el centro así como colaborar en programas formativos dirigidos a las mismas.

Escuela de padres.JPG Uno de los recursos en creciente desarrollo lo constituye: “la escuela de padres” coordinada por trabajadores sociales, entre otros profesionales.

La Escuela de Padres lo forma un grupo de padres y madres que, apoyados por un profesional del Trabajo Social, se reúnen y reflexionan sobre las situaciones relacionales de sus vidas cotidianas y de sus vidas familiares en general.

Los grupos que se forman en las Escuelas de Padres no pretenden cumplir,en un primer momento, con una función terapéutica sino más bien de experiencias.  No obstante, si se diera el caso de alguien que necesitara de una atención más especializada como la de un psicólogo, pedagogo, logopeda, psiquiatra… por su problemática, entonces el/la Trabajador/a Social  se encargaría de orientar a la familia hacia el recurso que resulte más apropiado.

Lo que se trabaja en estas sesiones son cosas cotidianas, problemas que puedan preocupar o sobre cosas en la que los padres y madres se encuentren más bloqueados por no saber cómo actuar con sus hijos e hijas así como compartir sus alegrías, miedos, etapas del desarrollo conflictivas, a partir de donde se comienza a trabajar.

Por tanto, se abre el diálogo y el trabajo en equipo a la hora de abordar situaciones con las que se puedan encontrar con sus hijos e hijas a través de dinámicas de grupo como role-playing y así ponerse en la piel de ellos/as; la escucha, la empatía, la asertividad, establecer unos límites sin llegar siempre al castigo, potenciar las posibilidades de los niños y niñas, y favorecer la comunicación, entre otras habilidades sociales.

No se trata de enseñar a ser buenos o mejores padres puesto que nadie mejor que un padre/madre conoce mejor a sus hijos/as, de lo que se trata más bien es de compartir experiencias y de no encontrarse solos en la educación de sus hijos/as sabiendo que hay otros padres pasando por las mismas experiencias.

En definitiva, es todo un reto promover el trabajo social en la escuela desde edades tempranas, orientando a educadores/as, profesores/as, familias y otros profesionales aceptando los cambios sociales y respondiendo a las nuevas necesidades a medida que avanza la sociedad, empezando por transmitir valores enriquecedores que favorezcan la convivencia pacífica para que en un futuro estos niños y niñas aprendan a vivir en un medio social lejos de toda hostilidad que dañe a las personas.

Fuente:

http://eprints.ucm.es/1571/1/eprint5.pdf

Redes sociales:

Facebook y Twitter

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s