La foto-puñetazo de la realidad

El cuerpo ahogado del pequeño Aylan ya es un icono más de la injusticia del mundo difundido por todas las redes sociales. La foto que fue tomada por la reportera turca, Nilüfer Demir, de su cuerpo fallecido en la orilla del mar ha sido el mayor “puñetazo” que nos ha ofrecido los medios de comunicación en mucho tiempo.

Y yo no paro de preguntarme: ¿Qué hace que esta foto nos remueva tanto dolor del desastre que se está viviendo en Siria o con la ola de personas inmigrantes que tratan de repartirse por Europa cuando llevamos años y años pasando las páginas de un periódico o cambiando de canal para no contemplar el horror de las injusticias de Siria, Irak, Ruanda…?

¿Nos podemos volver más empáticos aún a partir de una foto?

 

television

No es la primera vez que la televisión o el mundo del fotoperiodismo nos deleita con una foto que refleja un drama similar, con el fin de que las personas tomemos conciencia de lo que ocurre en el mundo. A veces creo que ese objetivo de “concienciar” traspasa esa línea y se acaba convirtiendo en “puro morbo mediático” y lo vemos en imágenes grabadas de un padre abrazando el cuerpo fallecido de su pequeño mientras se funde en un dolor tan intenso que nos impacta a todos. (¿De verdad que es necesario grabar un momento tan íntimo y tan doloroso? Yo creo que no…).

Respetar un momento tan doloroso para un padre, como es el caso de Aylan, se convierte en toda una odisea y me entristece mucho. Parece que no nos conformamos con ver una foto de un pequeño ahogado en el mar tratando de buscar un futuro mejor sino que también necesitamos más sufrimiento para empezar a actuar de verdad o al menos eso es lo que me transmiten los medios de comunicación.

No paro de ver portadas de facebook con la foto de Aylan, como símbolo de protesta de las personas que se sienten indignadas con la situación. Me parece muy favorable que las personas se movilicen por situaciones que son injustas, pero en mi humilde opinión, hay otras maneras de protestar y ahí lo dejo.

No obstante, esta imagen ha movido muchos hilos como los de la Unión Europea, sí: señoras y señores, UNA FOTO ha movido los hilos para que se tomen en serio lo que pasa. Tanto Aylan como la reportera que tomó la imagen ya son héroes mediáticos y seguramente esta acción cambie un poco las cosas (o al menos la gente hace el intento difundiéndola por las redes) aunque, insisto, me sigue pareciendo lamentable tener que llegar a algo así para que, tanto políticos como ciudadanos nos movilicemos para que esto no vuelva a ocurrir. ¿Y sabéis qué? Esto sigue ocurriendo, con más niños, mujeres, hombres de otros países (¿Qué pasa con el continente africano?¿Ya damos por hecho que siempre morirán de hambre?) y seguirá ocurriendo cuando esta foto se nos olvide o al menos hasta que seamos impactados otra vez con otra imagen mediática que nos vuelva a colmarnos de dolor.

Es cierto eso que dicen que: “una imagen vale más que mil palabras”. Lo que nos entra por la retina es más difícil de olvidar sobre todo cuando se trata de la imagen de un niño y eso vende mucho, aunque sigo pensando, ¿por qué nos sigue impactando tanto esta imagen y no la de otras de niños y niñas muriendo de hambre o enfermedades en otros países?

Sabemos que cada día mueren muchos niños en el mundo. Pero de pronto una imagen muestra el cuerpo de un niño sin vida y despierta algo en nosotros/as, se activa un proceso inevitable de empatía que lleva al sentimiento de dolor, de indignación, de rabia, preguntándonos (ahora y no antes) cómo se ha podido llegar a este punto.

Necesaria o no, una fotografía como esta que muestra la realidad de una situación se ha convertido en un gran debate. Yo me centro más en lo dormido que está el mundo, ciudadanos y políticos, que necesitamos alimentarnos de imágenes duras para actuar de verdad cuando no dejan de morir injustamente todos los días miles de personas. Me da miedo que lleguemos a “normalizar” una situación así, porque es lo que hemos hecho durante este tiempo con otras tragedias que incluso ya no se emiten tanto en la televisión como sucede con África.

Pensadlo: ¿cuánto nos dura el dolor de una tragedia en Ruanda? Los segundos que tardamos en cambiar de canal o ver otra noticia de los informativos…¿Cuánto tiempo se le dedica en un espacio informativo?

Si no tuviéramos esta oleada de inmigración de Siria en Europa… ¿Esta foto habría salido a la luz? ?Habría interesado que saliera en la tele?¿Y si hubiera sido un adulto?

Y ahora si: que no quede en el olvido.

Anuncios

2 pensamientos en “La foto-puñetazo de la realidad

  1. Desgraciadamente el proceso de olvido ya ha comenzado… o quizá sea una impresión mía. Pero el caso es que, aunque parte de la culpa la tenemos las personas que no reaccionamos ante ciertas cosas también tienen culpa los medios de comunicación que nos han insensibilizado. Me explico: ¿cuántas noticias de masacres vemos todos los días? ¿Tiroteos? ¿Asesinatos? ¿Robos? ¿Atentados? Son demasiadas. El cuerpo no puede reaccionar enormemente todas las veces, es cuestión de supervivencia.

    No justifico la no-empatía, no me malinterpretes. Ni mucho menos. Simplemente digo que se tratan con tanta frialdad temas tan relevantes y humanitarios que han conseguido que consigamos comer viendo noticias horribles, que cambiemos de canal cuando están contando algo tan sumamente importante como es lo del tema de ls refugiads…

    Efectos sociales de la globalización… terribles.

    Un saludo ^^

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s