Para este nuevo año espero…¡Todo de mí!

Aquí nos encontramos un año más,a escasos días de finalizar el año, haciendo balance de todas las cosas que nos ha traído el año 2014 y aunque me he quejado muchas veces de este año por momentos tristes que me ha tocado vivir la verdad que siempre queda algo bueno en medio de tanta tempestad. Pero…¿Qué nos pasa cuando esperamos cosas o actitudes que no ocurren de los que nos rodean?

dandelion-wishes

Era una mañana de otoño, cuando una zorra que descansaba debajo de una plantación de uvas, vio unos hermosos racimos de uvas ya maduras, delante de sus ojos. Deseosa de comer algo refrescante y distinto de lo que estaba acostumbrada, la zorra se levantó, se remangó y se puso manos a la obra para comer las uvas.

Lo que la zorra no sabía es que los racimos de uvas estaban mucho más altos de lo que ella imaginaba. Entonces, buscó un medio para alcanzarlos. Saltó, saltó, pero sus dedos no conseguían ni tocarlos.

Habían muchas uvas, pero la zorra no podía alcanzarlas. Tomó carrera y saltó otra vez, pero el salto quedó corto. Aún así, la zorra no se dio por vencida. Tomó carrera otra vez y volvió a saltar y nada. Las uvas parecían estar cada vez más altas y lejanas.

Cansada por el esfuerzo y sintiéndose imposibilitada de conseguir alcanzar las uvas, la zorra se convenció de que era inútil repetir el intento. Las uvas estaban demasiado altas y la zorra sintió una profunda frustración. Agotada y resignada, la zorra decidió renunciar a las uvas.

Cuando la zorra se disponía a regresar al bosque se dio cuenta de que un pájaro que volaba por allí, había observado toda la escena y se sintió avergonzada. Creyendo que había hecho un papel ridículo para conseguir alcanzar las uvas, la zorra se dirigió al pájaro y le dijo:

– Yo hubiera conseguido alcanzar las uvas si ellas estuvieran maduras. Me equivoqué al principio pensando que estaban maduras pero cuando me di cuenta de que estaban aún verdes, he preferido desistir de alcanzarlas. Las uvas verdes no son un buen alimento para un paladar tan refinado como el mío.

Y fue así que la zorra siguió su camino, intentando convencerse de que no fue por su falta de esfuerzo que ella no había comido aquellas riquísimas uvas. Y sí porque estaban verdes.

“Frustración”, la palabra a la que nadie quiere llegar.

Según la Real Academia de la Lengua Española se entiende “frustrar” como privar a alguien de lo que esperaba, pero para la persona que lo experimenta supone mucho más que todo esto, es una situación nada agradable sobre todo si has luchado con todas tus esfuerzas para conseguir algo que anhelabas.

Cada persona tiene una tolerancia diferente a los sentimientos de frustración que se generan entorno a las “expectativas”, entendida como la esperanza o posibilidad de conseguir una cosa.

El problema es cuando pones todo tu empeño y parece como que “el universo” no te lo devuelve con la misma moneda. Nos esforzamos para tratar de conseguir trabajo, estudiamos duro, nos levantamos cada día dispuest@s a conseguir nuestras metas, dedicamos tiempo a nuestros amig@s, a nuestra pareja, tratamos de crecer emocionalmente pero… ¿Qué pasa cuando esperamos más de lo que se nos ofrece?

He aprendido este año precisamente eso, a no esperar tanto de todo lo que me rodea y a esperar mucho más de mi misma, porque al fin y al cabo la felicidad depende de un@ mism@.

Sobre todo he aprendido también a aceptar las derrotas y aquello que un@ se espera tener pero no lo tiene.

En el caso de la zorra y las uvas, la moraleja es que tampoco debemos mirar con desprecio lo que no hemos podido conseguir, ni tampoco es correcto desviar la culpa hacia otros por lo que no tenemos o por lo que no somos. Estaríamos engañándonos aunque en pequeñas dosis funcione como un mecanismo de defensa bastante práctico, lo preocupante es cuando generalizamos el autoengaño como técnica personal de evitación de disgustos y conflictos. Cuesta también reconocer cuando las cosas no van como uno las espera y cuando abres los ojos ves un mundo que desconocías. La clave está en: aceptar.

Entonces, ¿es mejor no esperar nada de nadie? Tampoco es eso, sería muy triste no esperar ni un mínimo de apoyo de gente que te quiere en los momentos más difíciles aunque a veces nos de por pensar que pocos son los que están a nuestro lado cuando más lo necesitamos… Pero sabemos que no es así, son más las veces que habla “el dolor” que sentimos en ese momento.

Lo que sí voy a esperar de este nuevo año 2015 es… Aquí va una lista que lo mismo os ayuda a reflexionar:

  • a ser más fuerte emocionalmente que el año 2014
  • levantarme más rápido del suelo cada vez que me caiga (es verdad que necesitamos un tiempo y tampoco vale correr para estar bien, pero al menos salir fortalecida)
  • no descuidar todo aquello que me apasiona como este Blog de Trabajo Social
  • que mi felicidad NO DEPENDA DE NADIE,
  • poder sonreír mucho más,
  • esforzarme mucho más para conseguir mi sueño de trabajar de mi profesión
  • dedicar más tiempo a escucharme,
  • cuidar más de mí misma,
  • aprender a decir más veces: BASTA!
  • vivir sin esos pequeños detalles que me gustaría recibir,
  • aprender a estar en el “AQUÍ Y AHORA”,
  • disfrutar más de lo que ya tengo,

y sobre todo, sobre todo, vivir cada día como si fuera el más importante de mi vida 🙂

¿Y vosotr@s? ¿Qué cosas esperáis para el 2015?

5253_108152627977_108145552977_2099648_6925796_n2

Anuncios

4 pensamientos en “Para este nuevo año espero…¡Todo de mí!

  1. Esta entrada, además de parecerme preciosa y hacerme reflexionar sobre mí misma, me ha dado pie a escribir algo similar en mi blog. Gracias por contagiar esas ganas de creer en una/o misma/o!
    Belén

  2. Hola MissTSocial! me encanta tu blog y nunca he comentado, ¡así que ya es hora! te envió un abrazo y te deseo mucha suerte en este 2015. Y gracias por poner mi blog a la derecha del tuyo, voy a ver qué puedo hacer para poner una imagen y se vea más bonito : )

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s