¿Tienes Inteligencia Emocional?

La capacidad de expresar y controlar nuestras propias emociones es importante, pero también lo es nuestra capacidad para comprender, interpretar y responder a las emociones de los demás.

Imaginad por un momento como sería un mundo donde no se pudiera entender a un amigo cuando se siente triste o cuando un compañero de trabajo está enfadado. Los psicólogos se refieren a esta capacidad como la” inteligencia emocional”, y algunos expertos incluso sugieren que puede ser más importante que el cociente intelectual.

Emotions are an Essential Part of Us

Hace algún tiempo,leí una de las obras del psicólogo Daniel Goleman sobre la Inteligencia Emocional, y para aquel entonces sólo tenía una idea muy general acerca de este concepto hasta que descubrí un amplio abanico de posibilidades en las que poder trabajar a partir de esta capacidad.

¿Qué es la Inteligencia Emocional?

Este concepto fue acuñado por primera vez por Peter Salovery y John D.Mayer el cual definieron como:

Una forma de inteligencia social que implica la capacidad de controlar nuestros sentimientos y emociones y los de los demás, de discriminar entre ellos y utilizar esta información para guiar nuestro pensamiento y acción.

Algunos investigadores sugieren que la inteligencia emocional se puede aprender y fortalecer, mientras que otros afirman que es una característica innata.

Salovey y Mayer propusieron un modelo que identifica cuatro factores diferentes de la inteligencia emocional:

  • Percibir Emociones: El primer paso en la comprensión de las emociones es percibirlas con precisión. En muchos casos, esto puede implicar la comprensión de las señales no verbales como el lenguaje corporal y las expresiones faciales.
  • Razonar con las emociones: El siguiente paso implica el uso de las emociones para promover el pensamiento y la actividad cognitiva. Las emociones ayudan a priorizar lo que prestamos atención y reaccionamos respondiendo emocionalmente a las cosas que reúnen nuestra atención.
  • La capacidad de comprender las emociones: Las emociones que percibimos puede llevar a una gran variedad de significados. Si alguien está expresando emociones de ira, la persona observadora debe interpretar la causa de su ira y lo que podría significar.
  • La gestión de las emociones: La capacidad de manejar las emociones de manera efectiva es una parte clave de la inteligencia emocional. Aprender a regular las emociones, respondiendo apropiadamente en cada situación.

¿Por qué desarrollar nuestra Inteligencia Emocional?

Seguramente, en más de una ocasión, nos hemos arrepentido alguna vez de nuestras palabras o acciones a la hora de expresarnos en relación a los demás, o tampoco hemos sabido manejar una situación complicada y en ese momento decidimos optar por el camino más fácil: desatar nuestra ira y enfado sin medir las consecuencias…

La Inteligencia Emocional nos dota de una serie de habilidades sociales que nos facilitan el camino a la hora de interactuar con los demás o aceptar emociones y sentimientos propios o ajenos sin aturdir nuestro equilibrio interno.

Conceptos claves como: asertividad (manejar las relaciones con los demás, desde el respeto por uno/a mismo/a y por los demás); la empatía (colocarse en el lugar de la otra persona para entender por qué actúa así; autoregulación (capacidad de controlar nuestras emociones y adecuarlas a cada momento) o la automotivación (capacidad para provocarse emociones positivas); nos ayudan a crearnos nuestra Inteligencia Emocional.

Su importancia de desarrollo tiene que ver con un mayor nivel de bienestar personal, confianza y seguridad en nosotr@s mism@s al poder controlar nuestras emociones y eso influye no sólo a la hora de interactuar con nuestros círculos más cercanos sino también el el trabajo, universidad, escuela… De hecho, hay profesionales con éxito que no destacan por su expediente académico sino porque han sabido sacar partido de todas sus habilidades sociales.

No se trata de controlar al máximo nuestras emociones sin dejarnos llevar por nada, si no, más bien, el hecho de saber expresar nuestros sentimientos o emociones sin que nos dominen como la ira, las frustraciones, las presiones en el trabajo. Se trata de comprender y emplearlos a nuestro favor, y una vez que aprendamos a convivir con todas esas emociones seremos capaces también de empatizar con las situaciones por las que pasan las personas de nuestro alrededor.

 

FUENTE:

Goleman, D. (1996). Inteligencia Emocional. Barcelona: Editorial Kairós

Anuncios

3 pensamientos en “¿Tienes Inteligencia Emocional?

  1. Justo esta semana he empezado un curso sobre Inteligencia Emocional y aunque sólo he conocido un poco, me está gustando mucho. Creo que es un tema muy interesante y sobre todo básico para nuestra vida personal y profesional, independientemente de la disciplina.
    No sé si tienes pensado hacer más posts sobre esta temática pero a mí me encantaría leer más.
    Un saludo

    • Puede que haga otro post porque lo voy a tratar en un curso que también estoy haciendo yo. Para cualquier disciplina es necesaria tenerla, al menos nos facilita más el día a día y ser más resolutivos ante cualquier dificultad. La actitud siempre es importante.
      Gracias por comentar,
      un saludo 🙂

  2. Me parece muy interesante (no solo para los profesionales), también para cualquier persona. La actitud ante la vida me parece fundamental. Tengo muchas poesías infantiles sobre el tema para recursos en educación.
    Un saludo y gracias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s