Personajes Infantiles que se negaron a la Sumisión (I)

Nuestra sociedad cambiante demanda, cada vez más, propuestas igualitarias en las reformas educativas con el objetivo de crear una igualdad de oportunidades efectiva entre niños y niñas. Es un hecho indiscutible que sin “igualdad” nunca habrá “justicia social“.

A pesar de que nuestros infantes continúan consumiendo una desigualdad latente entre ambos sexos a través de los personajes televisivos, por otro lado estos medios han querido cambiar,en ocasiones, esa realidad creando personajes femeninos más valientes y con autonomía para decidir qué quieren en la vida y su protesta por los mismos derechos para hombres y mujeres.

¿Qué personajes nos enseñaron una lección sobre Igualdad?

little-women--2

Son numerosos los estudios que corroboran que el cine, para representar la realidad, utiliza de manera excesiva y a veces inconsciente, los estereotipos.Con ellos en general, y con los estereotipos de género en particular, se crean determinadas expectativas sobre los personajes.

Hace un tiempo atrás, películas, libros y las series infantiles de televisión estuvieron siempre o casi siempre (en la mayoría de los casos) protagonizados por personajes varones.

Estos personajes eran eje del relato y los veíamos luchar por un sueño, tomando decisiones, emprendiendo aventuras… todo parecía reservado para “ellos”. Los pocos papeles protagonizados por “ellas”, en su mayoría, reproducían los esquemas propios del patriarcado, y aunque nos parezca ahora algo tremendo e injusto no iban mal encaminadas a la hora de destacar esa desigualdad, como señala  Sonia Herrera, especialista en la línea de Estudios audiovisuales desde la perspectiva de género de la Universidad Autónoma de Barcelona:

Las series y películas de nuestra infancia nos pueden parecer ahora algo banal y remoto, pero no es así. Sirvieron para fortalecer estereotipos, perpetuar la invisibilidad de las mujeres y limitar nuestras auto-percepciones y aspiraciones sociales.

Por otro lado,  a pesar de que siempre han proliferado personajes femeninos en la literatura infantil y juvenil y en los dibujos pero que se ajustaron a esos estereotipos que exigía la sociedad, hay quienes se aburrían con los papeles que imponía el patriarcado como las protagonistas que presento a continuación. Ellas, de alguna manera, han colaborado a la hora de transmitir una sociedad más igualitaria entre hombres y mujeres aunque solo fuera en la televisión, el cine o los cuentos:

  La rebelde y traviesa Pippi Calzaslargas

1969 Pippi Langstrump - Pippi Longstocking (foto) 01Cuando era niña adoraba la vida que llevaba Pippi… No tenía unos padres que estuvieran encima de ella, hacía lo que quería y sus travesuras eran de lo más disparatadas. (Es cierto que ahora parecería alarmante que una menor estuviera bajo su propio cuidado sin la tutela de ningún adulto, pero ya sabemos que en la televisión todo es más bonito).

Huérfana de madre, fuerte e independiente aunque solitaria pero rodeada de buenos amigos como Tommy y Annika (incluidos también un caballo y un mono “tití”).

Pippi rompía sin piedad los roles y patrones femeninos esperados de la época de la serie (60-70) que dibujaban el rol de mujer que esperaba la sociedad: una señorita con buenos modales, refinada y siempre acicalada para la ocasión.Lo contrario que nos mostraba Pippi con su estilo desaliñado y despreocupado.

Ella decía siempre lo que opinaba sin adornar demasiado su pensamiento de modo que, la mayoría de las veces, sus opiniones escandalizaban a los adultos que aparecían en la serie, sobre todo a las damas de la clase alta que trataban de reeducar a Pippi para que se ajustara al canon de una señorita como mostraban ser ellas.

Mary Poppins, una mujer trabajadora en un mundo de princesas.

76poppins2711La maravillosa y habilidosa Mary Poppins. La niñera que todos y todas queríamos tener…

Mary Poppins, película estrenada en el año 1964 aunque escenificada en el año 1910.  Esta sutil niñera aparece en la vida de la familia Banks para cuidar de unos niños muy “conflictivos” que habían pasado por el cuidado de muchas niñeras que terminaban frustradas por su mal comportamiento (¿o era más bien por cuestionar  las reglas que debían cumplir sin dar su opinión?)

Nuestra protagonista no basaba únicamente su atractivo en su belleza (y no es que Julie Andrews fuese precisamente fea, todo lo contrario diría yo).

El caso es que Mary Poppins no necesitaba un hombre para estar completa. No era su búsqueda vital porque ni siquiera es su búsqueda.  A pesar de su buena relación con Bert (Dick Van Dyke) se podía notar una cierta tensión sexual pero no era su principal fuerte en la película, al menos no desde Mary hacia  el encantador Bert.

Nuestra niñera de Disney nos demuestra que toma sus propias decisiones y asume sus responsabilidades. Maneja su vida como ella considera adecuada, aconseja cuando lo cree conveniente y se muestra severa cuando piensa que debe serlo.  Todo ello sin perder la amabilidad ni pensar en planes maquiavélicos.

En resumen podemos decir que es una mujer: firme, independiente y decidida además de ser la buena de la película. Un mensaje que difunde esta película en el que Disney había “omitido” hasta ese momento es que una mujer firme, decidida e independiente puede ser también amable y buena y sobre todo, y por encima de todo, ser libre.

En la película vemos a personajes atados a su trabajo y amargados como el señor Banks y, por otro lado, vemos a personas libres luchando y viviendo como quieren, como el deshollinador Bert,  y la entrañable y disparatada sufragista señora Banks. ¿Recordáis su canción por el derecho al voto de la mujer?

 

 Jo (“Mujercitas”) la inconformista y amante de la literatura

little women

La novela “Mujercitas” escrita por Louisa May Alcott dio vida a 4 hermanas, entre ellas Jo (Josephine) que era la segunda de las hermanas de la familia March.

Siempre sentí admiración por este personaje porque le encantaba la literatura y escribir historias en forma de cuentos que luego relataba a sus hermanas.

Jo poco tenía que ver con sus hermanas que, aunque a pesar de la época en la que vivían eran autónomas, luchadoras y serviciales con los más vulnerables, todavía seguían ajustadas al canon de señoritas de clase media-alta con aspiraciones a buenas esposas y amas de casa, cultas y refinadas, reprimiendo sus opiniones ante la presencia de los varones como lo hacía su hermana Amy, la benjamina de los March.

Jo tiene un carácter fuerte, es un poco terca pero muy decidida y apasionada con lo que ella cree justo, sobre todo con su sueño de ser escritora; tanto en la película como en el libro se la ve devorando montones de libros muchos de ellos prestados por su amigo Teddy, vecino rico y de espíritu libre con el cual se negó a casarse en dos ocasiones. Jo muestra tener una envidia sin maldad por su amigo Teddy, por tener éste la oportunidad de ir a la Universidad y aprender de los mejores escritores como soñaba nuestra Jo. Por desgracia, la época no la acompañaba en ese camino; pues las mujeres todavía no tenían derecho a recibir ni a elegir los estudios superiores que consideraran, sobre todo sin tener un buen respaldo económico.

A pesar de que siempre se la ha tachado de ser muy masculina, tanto en el libro como en la película, lejos de esa etiqueta Jo demuestra ser una joven de espíritu rebelde alejada de las normas sociales y la sumisión de las mujeres de la época. Una imagen que se visibiliza, sobre todo, cuando Jo se corta su preciada melena para conseguir dinero con el fin de que su madre pueda ver a su padre herido en la guerra, sin importarle su imagen personal de cara a como la vayan a ver los demás.

La preguntona y atrevida: Celia

1238601827192

Cuando era niña, me acuerdo que emitían en tve episodios de esta serie que pertenecían a relatos escritos por Elena Fortún;  autora de literatura infantil y juvenil. Una mujer adelantada a su tiempo que no lo tuvo nada fácil a la hora de lanzarse como escritora infantil hasta que entró en contacto con un club de mujeres de Madrid: el Lyceum Club, al que muchos despectivamente llamaban “el club de las maridas”, ya que lo consideraban un nido del feminismo español.

Nunca tuve la oportunidad de leer sus cuentos pero sí de ver la serie.

El personaje de Celia se hizo célebre durante los años de la II República, régimen que abrazó la escritora  porque pensaba que era la única manera de crear una sociedad más justa. Sus libros en muchas ocasiones se enfrentaron a la censura, propia del franquismo. Más adelante, en los años 90 pasó a conocerse en la televisión en forma de serie, como aparece en la imagen de este texto.

Celia era una niña de 7 años, nacida en el seno de una familia bien acomodada perteneciente a la alta burguesía española. De carácter fuerte, osado y muy gentil. A menudo, cuestionaba a los mayores y a un sistema educativo que frenaba su capacidad de imaginar, de pensar y de opinar. Fue educada bajo el cuidado de una institutriz inglesa, de las monjas de su colegio y de Doña Benita.

Era muy divertido ver las travesuras de Celia, y las niñas de su generación se tuvieron que sentir fenomenal con ella cuando la leían pues era muy valiente a la hora de cuestionar en alto (en los años 30-40) el sistema impuesto por la sociedad,  las cosas que a Celia le parecían tan injustas como por ejemplo el papel sumiso de la mujer, la educación reglada por la iglesia, o la intolerancia de los mayores.

Y hasta aquí mi primera lista de personajes infantiles que favorecieron la igualdad y dejaron de lado el papel de sumisas. Espero seguir recopilando más personajes y sacar una segunda parte de este post.

Se aceptan sugerencias para comentar y debatir.

¡Saludos!

Fuente

Anuncios

5 pensamientos en “Personajes Infantiles que se negaron a la Sumisión (I)

  1. Muy buenos personajes. Lo único que no me cuadra de ellos es que muchos son personas sin familia, o rebotados de la familia. No sé, le veo una connotación como de que la familia quita libertad. En la práctica del Trabajo Social sí creo que son muy importantes las familias.
    Saludos 🙂

    • Pero solo sería en el caso de Pippi que como comento es algo que nos preocuparía que una niña se críe sola aunque me pareciera de lo más divertido cuando era niña (ahora me preocupa claro). Pero por ejemplo, Mary Poppins es una mujer independiente no tiene por qué vivir con su familia, si lo dices por los niños al final acaban felices porque su padre les dedica atención. Jo de mujercitas adora a sus hermanas y a su madre solo que le cuesta ajustarse a las señoritas de la época pero nunca la marginan ni nada. Celia tiene unos padres un poco ausentes pero es feliz con ellos,quiere todo el rato estar con ellos y los echa de menos cuando la llevan al colegio de monjas. No sé si lo he explicado bien, me preocupa que se entienda de otra manera como que la familia quita libertad,para nada es así… :S

      • No es por como lo has explicado, simplemente es que me parece una casualidad. Y muchas veces realmente ocurre, que las familias son importantes, pero tienden a educarnos para que no llamemos la atención, para que no nos salgamos del tiesto ni nos busquemos problemas. Por experiencia te lo digo :), nada más 🙂

  2. Si la verdad que es una casualidad, sobre todo en el caso de Pippi, y también muchas familias han limitado a sus hijos o se han despreocupado. Gracias por la aclaración, me dejas más tranquila 🙂 🙂

  3. Pingback: Personajes Infantiles que se negaron a la Sumisión (II) | Miss TSocial

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s