La autodeterminación, un derecho de l@s usuari@s

Hace poco comentaba, con una compañera de la carrera, los casos de gente  que me encuentro pidiendo por las calles, durmiendo en bancos de cualquier parque infantil, a veces también niños pequeños con sus madres sentados en la entrada de supermercados. El primer impulso que tenemos much@s de nosotr@s es querer ayudarles con alimentos, algo de dinero o incluso hablarles de alguna institución a la que poder acudir, como fue mi caso. Pero…¿Y si no quieren ser ayudados?

imagine_visualization

Meses atrás, a la salida de la estación de autobuses, me encontré con una señora de mediana edad que pedía dinero a la gente que pasaba por allí. En vez de darle dinero pensé en la posibilidad de ofrecerle una alternativa a su situación y le hablé sobre la posibilidad de ir a Cáritas, Cruz Roja, sitios donde tuvieran albergues para pasar al menos la noche. También le hablé de los comedores sociales que conocía por la zona, incluso le dí la dirección y el teléfono para que llamara.

La señora no mostró mucho interés y me insistía con el dinero, le quise comprar un bocadillo y tampoco quería comida… Me quedé todo el viaje pensando por qué razón no le interesaría pasar la noche en ningún sitio puesto que en aquel momento todavía hacia frío y por las noches seguía helando.

Fue entonces cuando se lo comenté a una amiga, trabajadora social, que tenía a su cargo, para aquel entonces, un proyecto de albergues, piso tutelado y comedor social. Su respuesta fue que muchas personas (no todas) que se encontraban en esta situación simplemente no querían cambiar o no veían la posibilidad de cambio y se conformaban con vivir en la calle,obtener algo de limosna y gastarlo en lo que quisieran. Los que sí acudían a pedir ayuda, la mayoría, pasaba poco tiempo en los programas de piso tutelado puesto que no les interesaba los talleres de empleo, formación, educación… Otras personas, sin embargo, conseguían reinsertarse con trabajo y unas habilidades sociales que le permitían abandonar el piso tutelado y reiniciar una vida más autónoma.

Como trabajadores/as sociales, luchar por el cambio social para conseguir el Bienestar Social de la persona es uno de nuestros objetivos principales en nuestra práctica profesional pero también lo es respetar la libertad de las personas a la hora de ejercer sus propias elecciones y decisiones en la intervención, que es lo que se conoce como: Autodeterminación.

No se nos permite enjuiciar, como se establece en los principios éticos de Biestek, aunque sí podemos emitir juicios valorativos sobre actitudes o acciones de l@s usuari@s. Ofrecer alternativas que consideramos favorables para la situación de la persona y luego dejar a la libre elección de la propia persona, es lo que se nos pide tanto en el código deontológico como en la ética y valores del Trabajo Social.

No paro de preguntarme por qué proceso pasa una persona sin ningún tipo de recursos para acabar durmiendo en la calle. ¿Habrá acudido antes a los servicios sociales o ni siquiera tenía conocimiento de los recursos de su comunidad? ¿Qué hizo que esa persona se rindiera tan pronto para no querer si quiera dormir en un albergue? ¿Es que a caso hay algo que falla en los recursos que se ofrecen a l@s usuari@s?

En todo caso, por más frustrante que nos parezca una situación debemos respetar siempre la decisión que tome la persona…

603622_134679626718018_1157981234_n

Anuncios

3 pensamientos en “La autodeterminación, un derecho de l@s usuari@s

  1. Estoy totalmente de acuerdo contigo. En todo momento debemos de respetar cómo quiere vivir cada persona, tenga la situación que tenga. El Código Deontológico del Trabajo Social lo recoge como un principio general (art. 7); si bien, yo creo que debemos de considerarlo siempre como un derecho del usuario, puesto que cada uno encuentra su bienestar de una manera determinada y eso siempre habrá que respetarlo, de no ser así creo que “atentaríamos” contra al dignidad de la persona. Gracias por este blog que nos permite reflexionar sobre muchas de las cosas que nos encontramos día a día en esta profesión y que, en muchas ocasiones, no nos paramos en ellas lo suficiente.Estas haciendo un trabajo maravilloso.

  2. ¡Muchas Gracias por tus palabras compañera!:) .Muy de acuerdo con lo que recalcas: “cada uno encuentra su bienestar de una manera determinada”,es muy cierto, y se nos olvida lo de “no enjuiciar” y respetar lo que quiere la persona por más terrible que consideremos su situación. A veces nos asignamos un papel de “had@s madrin@s” que la persona no solicita.

  3. Pingback: ¿Qué imagen tenemos l@s trabajad@res sociales? | Miss TSocial

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s