Trabajo Social en Salud Mental

La Salud Mental, forma parte de la salud integral de las personas, está  relacionada con las posibilidades de un desarrollo emocional, afectivo, intelectual, laboral, y con la capacidad de integrarnos al medio social y cultural.

Nuestro estado de ánimo nos influye en todos los aspectos de nuestra vida, modificando nuestras acciones y a veces, bloqueando otras acciones que impiden que consigamos nuestras metas sobre todo nos influye en nuestro medio social.

Por tanto, la salud mental no solo está limitada a la “enfermedad mental y su tratamiento clínico”, también se trabaja desde la rehabilitación y reinserción social porque también es necesario adaptarse en el ambiente social.

¿Cómo surge el Trabajo Social dentro de la Salud Mental?

salud mental

En un principio, se definió al trabajo social en salud mental como “trabajo social clínico” en la década de los 70. Surge, en parte, a raíz de la desvaloración del <<Casework>>que se había formado en algunos sectores profesionales por parte de trabajad@res sociales que consideraban que el cambio en las estructuras sociales posibilitaba la mejora de la situación de las personas y consecuentemente, pusieron énfasis en el Trabajo Social de Comunidad, negando todo valor a otras formas de intervención.

Más tarde, este enfoque fue desarrollándose  influenciado por una evolución de la asistencia psiquiátrica que hasta entonces se reducía en una organización manicomanial. Psiquiatras de diferentes de diferentes instituciones empezaron a darse cuenta el valor de los datos sociales del/la paciente y , por consiguiente, el papel del/la profesional en Trabajo Social se fue incorporando de forma gradual a los Equipos de Salud Mental.

Por tanto, lo que pretendía el Trabajo Social desde la Salud Mental era la normalización del/la paciente en su ámbito social previniendo situaciones de rechazo, pobreza, desempleo, aislamiento social, problemas de alojamiento… Todo ello, como consecuencia de una enfermedad mental o discapacidad psíquica diagnosticada a la persona.

¿Cuáles son las funciones del/la Trabajador/a Social en Salud Mental?

Actualmente, la atención de la Salud Mental se realiza a través de una red de centros especializados que dan cobertura en diferentes sectores (Centros de Salud Mental, Unidades de Salud Mental Infanto-Juvenil, Unidades de Rehabilitación, Hospitales de Día…).

Los equipos profesionales que trabajan en la Salud Mental son multidisciplinares donde encontramos:  psiquiatras, psicólog@s,enfermer@s,  trabajadores/as sociales, terapeutas ocupacionales…

El/la Trabajador/a social atiende a los aspectos de la realidad humana que se orientan hacia su desarrollo desde una perspectiva integrada, autónoma, digna y de bienestar.

Aplica el modelo del Trabajo Social Clínico dirigido a individuos, familias y grupos con dificultades de relación a situaciones de estrés psicológico y social o problemas de salud física/psíquica.

La función principal que tiene el/la trabajador/a social en el equipo de salud mental es incorporar el factor social de los problemas de salud mental, colaborando en la continuidad de los cuidados, aportando los recursos necesarios para la integración y reinserción social de la persona con enfermedad mental, incluyendo su intervención en el tratamiento de los problemas psico-sociales.

Se considera otra función importante la de identificar y evaluar los riesgos a corto y medio plazo, así como tener en cuenta las capacidades que conserva todavía el/la paciente y potenciarlas en un determinado plan de intervención.

De forma esquematizada, quedaría establecidas algunas de las funciones de la siguiente manera:

  • Atención individual y familiar.
  • Trabajo Interdisciplinar.
  • Coordinación y trabajo comunitario.
  • Prevención, promoción e inserción social.
  • Programa específico de carácter permanente en salud mental  infanto-juvenil.
  • Programa específico en salud mental de adultos.

En definitiva, la intervención social en Salud Mental, trata de ayudar a la persona a tratar de comprender a qué obedecen sus conductas y cómo todo ello incide en las personas que le rodean, trabajando las posibilidades enmarcadas dentro de la realidad y superando crisis, dificultades, carencias y pérdidas implicando a la persona en la resolución de sus problemas y la gestión de los recursos sociales, permitiendo en todo momento que resurjan alternativas tanto en lo personal, familiar o social a través del soporte que se estable en el tiempo que dura la relación terapéutica.

tumblr_mqx8xvxMCp1sxy7ulo1_500

Fuente:

  • Garcés Trullenque, E.Mª. (2010) El trabajo social en salud mental.  Cuadernos de Trabajo Social, (23), 333-352. Universidad de Zaragoza.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s